Archivo de la etiqueta: Raval Roig

Callejeando 12. El Raval Roig 2.

Procesión en San Francisco, Orihuela, 1916. Con motivo de la imagen de Santa Ana donada por doña Ana Cano Manuel. a la izquierda el carruaje de la donante. Colección Javier Sánchez Portas.

Los Franciscanos Observantes de Santa Ana y la Ermita del Sepulcro.

Caminamos por la añeja calle que aparece citada hasta el siglo XVIII como «Carrer del carril que va a Murcia».  Simplificada posteriormente como calle del Carril.

Archivo Municipal de Orihuela.

Dice Gisbert que en 1891 recibió el título de San Francisco, “por ser la más próxima al convento extramuros de Santa Ana”.

Archivo Municipal de Orihuela.

Acudiendo al Archivo Municipal puedo asegurar que oficiosamente, ya en el siglo XVII se la llamaba “Carril de S. Frances”.

Archivo Municipal de Orihuela.

Seguir leyendo Callejeando 12. El Raval Roig 2.

Callejeando 11. El Raval Roig 1.

Colección Javier Sánchez Portas.

La plaza del Raval y la Mare de Déu de Montserrat.

Nuestro paseo por lo que fue el verdadero arrabal comienza en un precioso rincón al pie de la sierra,  a espaldas del santuario de Monserrate.

Es la calle Torreta, cuyo vetusto nombre queda evidenciado por los restos que se mantienen en pie dando fe del antiguo perímetro defensivo.

Archivo Municipal de Orihuela.
Archivo Mariano Pedrera.

Este conjunto de torreones de origen almohade conectaba la muralla con el castillo y con la Puerta de Murcia.

Al igual que el muro, se fabricaron empleando el sistema conocido como tapial, por lo que conservan los orificios redondos, huellas evidentes del citado proceso constructivo.

Seguir leyendo Callejeando 11. El Raval Roig 1.

Callejeando 10. Hacia el arrabal.

Colección Esteban Sanmartín.

La Cruz del Río y la muralla.

Siguiendo por la calle del Hospital dejamos la Plaza de Santiago – de la que hablaremos a la vuelta- y encontramos dos callejuelas a la derecha y tres a la izquierda.

Colección Mariano Pedrera.

Las de la derecha se llaman Espada – debe ser nombre moderno pues no me aparece en ningún padrón- y travesía de Santiago.

Este último nombre era el más común a la hora de redactar los padrones.  Se usaba el título de la principal y el resto eran «traviesas».

Seguir leyendo Callejeando 10. Hacia el arrabal.