De Tudmir a Oriola 15.

De Tudmir a Oriola 15.

Cuenta la leyenda, que en llano de Alcoraz, San Jorge bajó del cielo a lomos de su caballo portando una cruz de color rojo para motivar a los aragoneses en su lucha contra los sarracenos.

Pocos días después de aquella tremenda batalla campal contra las huestes del rey de Zaragoza, entraron en Huesca tras meses de asedio.

Y mandó el rey don Pedro labrar una iglesia en honra del gran mártir y en memoria de aquella gloriosa victoria.

La legendaria cruz permanece hoy día en el escudo de Aragón, rodeada de cuatro cabezas de moro.

En este programa hablaremos de Pedro I y nos introduciremos en la compleja personalidad de su hermanastro, Alfonso el Batallador, azote de los almorávides que nos servirá de enlace con el relato cronológico que aparcamos hace varios programas.

Programa.
Vídeo.

De Tudmir a Oriola 14.

De Tudmir a Oriola 14

Sancho Ramírez revisaba la muralla calculando por donde podía penetrarla cuando vio flaco un lugar en el muro. Subido en su caballo señaló con el índice de la mano diestra diciendo:

-Por aquí se puede entrar.

La manga de su loriga se abrió lo justo para que un moro ballestero, que estaba atento, le hiriese el costado con una saeta.

Sancho no dijo nada; se fue a por la hueste e hizo jurar a su hijo Pedro por rey.  Una vez proclamado, le obligó a prometer que no levantaría el sitio hasta que no tuviese Huesca en su mano.

Animando a sus hombres, se hizo sacar la saeta y allí mismo murió…..

Programa.
Vídeo.

De Tudmir a Oriola 13

De Tudmir a Oriola 13

“No pienso que galera, bajel o barco alguno intente navegar por el mar sin salvoconducto del rey de Aragón. Tampoco que pez alguno pueda surcar el agua marina sin llevar en su cola el escudo con sus barras”

Las legendarias barras son las que pueblan nuestras iglesias y monumentos como recuerdo de una época en la que fuimos el último baluarte de Aragón.

Esta serie de programas son un homenaje al 750 aniversario de la llegada de Jaume I al reino de Murcia. Y no podríamos entender al personaje y sus circunstancias sin conocer la historia de Aragón.

Mientras Uryula pasaba de taifa en taifa, en el pirineo nacía un reino que bajó hacia el sur como una flecha; cuya punta acabó siendo Oriola.

Antes de terminar con los almorávides y pasar a los almohades, vamos a interrumpir la narración cronológica, para hacer una especie de flashback,  volviendo a la batalla de Poitiers, donde comenzamos este relato hace ya doce programas….

 

Programa.
Vídeo.

De Tudmir a Oriola 12.

De Tudmir a Oriola 12

¿Quién era ese maldito Cid que por dos veces había expulsado a sus hombres de Valencia?

No era un rey, ni siquiera un conde, tan solo un mercenario que ponía en juego el prestigio del emir de los creyentes.

Los rudos almorávides, acostumbrados a la vida del desierto, se ablandaron pronto en Al andalus; tierras ricas y fértiles, donde la poesía y los placeres habían sustituido a la guerra.

En Orihuela les debemos los tres emblemáticos torreones del castillo orientados a mediodía,  puramente almorávides, fabricados en el primer cuarto del siglo XII……

 

Programa Radio.
Vídeo

Callejeando 20. La calle de la Feria y sus traviesas 2.

José María Pérez Basanta.

La calle de la Feria 2. De la Catedral a la Pedrera de Matías.

Archivo Municipal de Orihuela.

La influencia del Cabildo, cuyos miembros ansiaban residir cerca de la Catedral, determinó durante siglos la titulación de muchas de sus traviesas.

Ya hemos hablado de la Plazuela del Deán, de la del Maestre Escuela; de las calles del Vicario y del Canónigo Angulo. En esta entrega veremos la del Racionero Mirón, la  del Canónigo Timor, la de Mosen Sans, la de los Clérigos, etc.

Seguir leyendo Callejeando 20. La calle de la Feria y sus traviesas 2.

Antonio José Mazón Albarracín (Ajomalba), historias de Orihuela, fotos, postcast y vídeos.