Callejeando 02. Calle del Río.

Calle del Río. Colección Javier Sánchez Portas

La calle del Río y la “Casa del Paso”.

Continuamos nuestro paseo literario usando el desaparecido acceso que,  a través de la muralla, permitía desviar el tránsito hacia la calle del Río.

Desde que,  como medida higiénica, Jaime II autorizase la instalación de ocho carnicerías junto al puente en 1321,  en los callejones que unían esta calle con la plaza de la fruta se ubicaron carnicerías y pescaderías prohibiendo al mismo tiempo la venta de carne en cualquier otro lugar.

Siglo XVII. Archivo Municipal de Orihuela.

Siglo XVIII. Archivo Municipal de Orihuela.
Calle del Río. Colección Javier Sánchez Portas. Fragmento.

El olfato es el sentido más capaz de transportarnos en el recuerdo;  muchos oriolanos añoraran los penetrantes aromas de verduras, pescados y salazones que desprendían la plaza y el mercadillo que se instalaba junto al río hasta hace pocos años.

Desgraciadamente ahora son otros los aromas que se respiran transitando junto al Segura.

La calle del Río en 1985. Archivo Rafael Almira.
Calle del Río en 1998. Archivo Alberto Zerón Huguet.
Calle del Río. Colección Javier Sánchez Portas
Calle del Río en 1997. Alberto Zerón Huguet.

Partiendo de la torre de la Sala y siguiendo el trazado de la calle del Río, discurría la muralla, como podemos comprobar contemplando el trozo de la misma y los torreones encontrados en las excavaciones del solar del palacio desaparecido.

Solar Casa del Paso
Solar Casa del Paso

 

Gracias al Museo de la Muralla todos estos restos han quedado al descubierto y la entrada a este subterráneo nos brinda una oportunidad única de contemplar un trozo de esta vieja calle en distintas épocas.

Museo de la Muralla, Orihuela. © José M. Pérez Basanta.
Museo de la Muralla, Orihuela. © José M. Pérez Basanta.
Museo de la Muralla, Orihuela. © José M. Pérez Basanta.

Actualmente, soporta un edificio moderno, el aulario Casa del Paso dependiente de la universidad “Miguel Hernández”. El nombre con el que se ha titulado este edificio tiene su origen en la mansión que allí se ubicaba.

Aulario Casa del Paso. Universidad “Miguel Hernández” © José M. Pérez Basanta.
Aulario Casa del Paso. Universidad “Miguel Hernández” © José M. Pérez Basanta.

También fue llamada de Togores o de Los Sandovales aludiendo a la familia Togores, Señores de Jacarilla que la construyeron en el siglo XVIII y a Francisco de Paula Sandoval y Togores, caballero murciano que la heredó con el señorío, al morir Ignacio Togores y Escorcia sin descendencia en 1811.

Su fachada era muy sobria. La planta baja de sillería y la superior probablemente de mampostería enfoscada. El entresuelo y la planta noble estaban decorados con rejas de hierro forjado.

Casa del Paso
Casa del Paso. Colección Javier Sánchez Portas.
Casa del Paso. Colección Javier Sánchez Portas
Casa del Paso. Colección Javier Sánchez Portas

En la esquina se disponía un escudo a medio desbastar. Por el portalón que daba a esta calle, se accedía a un pasaje en cuyo interior estaba la puerta de la casa, y a su vez permitía conectar con un callejón llamado por aquellos entonces de Togores que terminaba en la plaza de la fruta. Esta es la razón por la que se la denominaba “del paso”.

Casa del Paso. Colección Javier Sánchez Portas

Tuvo este edificio varias utilidades. En mayo de 1887, el coronel al mando de las oficinas militares, se quejaba al ayuntamiento del mal estado en que se hallaba el cuartel “Casa del Paso” donde se encontraban instaladas dichas dependencias.

Casa del Paso. Colección Javier Sánchez Portas
Casa del Paso. Colección Javier Sánchez Portas
Casa del Paso. Archivo Celia Senén.
Casa del Paso. Archivo Monse Espinosa.
Casa del Paso. Archivo Monse Espinosa.
Casa del Paso. Archivo Monse Espinosa.

En 1890 fue ofrecida para albergar la plaza de toros, proyecto que no prosperó. Siempre pendiente de restaurar, aguantó como cuartel de la Guardia Civil hasta mediados del siglo XX y en 1969 fue demolida como anticipo de la amplia destrucción patrimonial que se avecinaba, a pesar de que, irónicamente, ese mismo año, Orihuela fue declarada “Conjunto histórico artístico”.

Antonio José Mazón Albarracín.                                                                      Publicado en 2006.

Mi agradecimiento a Jorge Belmonte.

Galería fotográfica:

 

Casa del Paso. Colección Javier Sánchez Portas.
Casa del Paso.
Casa del Paso. Colección Javier Sánchez Portas
Casa del Paso. Colección Javier Sánchez Portas
Casa del Paso. Colección Javier Sánchez Portas

 

Casa del Paso. Colección Javier Sánchez Portas
Plaza de las Salesas y callejón “del Paso”