Crónica de Antonio Ballester 04. Romería de San Isidro.

© Antonio Ballester Vidal.

Crónica de Antonio Ballester Vidal, el fotógrafo de la Plaza Nueva.

Cap 4. La Romería de San Isidro.

 

El triunfo de la llamada “cruzada” emprendida por Franco provocó en España un espectacular resurgimiento religioso de proporciones nunca imaginadas en un país europeo en el siglo XX.

Durante la década que siguió a la Guerra Civil las celebraciones religiosas se potenciaron especialmente; creándose nuevas “tradiciones” que el pueblo hizo inmediatamente suyas.

En este contexto, la fiesta de San Isidro Labrador en Orihuela se convirtió en una colorida romería patrocinada por la Caja Rural Central y la Hermandad de Labradores y Ganaderos.

© Antonio Ballester Vidal.
© Antonio Ballester Vidal.

Esta efímera romería de la que no se conocen antecedentes oriolanos, apenas se mantuvo hasta rebasar el ecuador del siglo XX;  pero quedó inmortalizada en todo su esplendor por la cámara de Antonio Ballester.

Concretamente, estas imágenes pertenecen al 15 mayo de 1948. 

Como he dicho, esta romería duró poco; y está bien descrita en el artículo “San Isidro antes era festivo”, obra de mi buen amigo Antonio Luis Galiano, cronista oficial de Orihuela, al que podéis acceder pinchando la siguiente imagen.

© Antonio Ballester Vidal. Se puede acceder al artículo pinchando esta imagen.

Con su permiso, os dejo algunos extractos del mismo:

“En esos años, en que cientos de personas de Orihuela y sus pedanías, “al salir el sol” en romería acompañados de rondallas, parejas a caballo, carros engalanados y carrozas venidos desde las partidas rurales y acompañados por la Unión Lírica Orcelitana, desde la iglesia de las Santas Justa y Rufina, en la que se daba culto, conducían la imagen de San Isidro”.

“Ya en la pradera, tras celebrase una misa en honor al santo, se bendecían los campos, frutos y cosechas. Después se desayunaba, almorzaba y merendaba entre los árboles, habiéndose instalado toldos e incluso montado merenderos, con relativas comodidades”.

© Antonio Ballester Vidal.
© Antonio Ballester Vidal.
© Antonio Ballester Vidal.
© Antonio Ballester Vidal.
© Antonio Ballester Vidal.

“El día terminaba a la puesta de sol, con el sorteo, como era preceptivo “ante notario”, de un par de novillas de pura raza castellana, participándose por el módico precio de una peseta con dos números. Tras lo cual se regresaba en romería con el santo hasta su capilla en Santas Justa y Rufina”.

“Los festejos duraban dos o tres días, se otorgaban premios a las carrozas y carros adornados y eran anunciadas por la ciudad con un bando, en muchos casos de estilo panocho, de los que era autor Antón Cutillas (seudónimo de José Antonio Poveda, el de “El Palas) y que desde una carroza era pregonado por Manolín Grau “el Catalán”.

Fragmento bando 1947. Manuel Muñoz Tomé.
Bando 1950. Manuel Muñoz Tomé.
Fragmento bando 1946. Manuel Muñoz Tomé.
Publicidad del insecticida Oriol. Manuel Muñoz Tomé.
© Antonio Ballester Vidal.
© Antonio Ballester Vidal.
© Antonio Ballester Vidal.
© Antonio Ballester Vidal.
© Antonio Ballester Vidal.
© Antonio Ballester Vidal.
© Antonio Ballester Vidal.
Fotografías de Antonio Ballester Vidal. Texto y retoques Antonio José Mazón Albarracín. Entrecomillados Antonio Luis Galiano Pérez. Carteles Manuel Muñoz Tomé.

 

No lo tenía pensado, pero la fotografía que me ha mandado el maestro Zambrana me ha dado una idea: si os apetece enviar fotografías de vuestra infancia, recuerdos  familiares o cualquier imagen de la romería de San Isidro, las expondré gustoso y formarán parte de este archivo virtual.  Ahí va la primera.

1947. José Manuel Zambrana García junto a su hermana y dos primas, posando de huertanos en San Isidro. Gracias maestro.