Biografías: José María Sarget Lillo

Ajomalba

José María Sarget Lillo

(Orihuela el 3 de Julio de 1849-17 de noviembre de 1909).

José María Sarget Lillo nació en Orihuela el 3 de Julio de 1849. Con tan solo 18 años ganó unas oposiciones al Cuerpo de Aduanas.

Bachiller en Artes por el Instituto de Alicante, en 1870 se matriculó en la Facultad de Farmacia de la Universidad Central de Madrid.  Doctor en Farmacia en 1873 con la tesis: “Las sustancias grasas”.  De allí pasó a la Facultad de Medicina y Cirugía de Valencia, donde se licenció en 1879.

Este polifacético personaje regresó a Orihuela y abrió un consultorio médico. Colaborador habitual de varios periódicos y brillante orador, compaginó su profesión con la política.  En 1883 formaba parte de la Junta de Sanidad en calidad de cirujano.

Ese mismo año se convirtió en concejal y, de la mano de Ruiz Capdepón, alcanzó la jefatura del Partido Liberal.  “Caballero Cubierto” en la Semana Santa de 1894.

Diputado provincial en 1894 y 1898, presidente de la Diputación de Alicante en 1898-1899.

Miembro de diversas sociedades literarias y corporaciones científicas, recibió múltiples condecoraciones.

Falleció el 17 de noviembre de 1909,  a las 8 y media de la tarde,  tras “prolongada y terrible” enfermedad.

El “Eco de Orihuela”, núm. 14, 18 de noviembre de 1909.

“¿Quién era Sarget? Hágase esa pregunta al desheredado de la fortuna que yace en el lecho del dolor y os responderá por mí. Os dirá que cuando ve atravesar el dintel de la puerta de su alcoba, la figura noble y simpática de D. José, se calman sus dolores y parece que recobra la perdida esperanza de volver a estar sano; os dirá que cuando abandona su casa aparece bajo su almohada providencial limosna que costea las medicinas”.

Su entierro, “en loor de multitudes”, fue todo un acontecimiento como demuestra la noticia publicada en “El Eco de Orihuela” núm. 15,  el 19 de noviembre de 1909 :

“El Eco de Orihuela” núm. 15, 19 de noviembre de 1909.

“Precedían al lujoso féretro, largas filas de asilados en la casa de misericordia y labradores con hachas encendidas; inmediatamente detrás del clero iban alumbrando los camareros del Casino Orcelitano, de cuya sociedad era presidente el finado.

A ambos lados del féretro iban los maceros del Excmo. Ayuntamiento. Presidía el duelo una comisión del Ayuntamiento presidida por el alcalde Sr. Brotons y algunos concejales.

Para dar una idea de la concurrencia, toda Orihuela sin distinción de matices políticos ni clases sociales. La Banda de música la Orcelitana también asistió en corporación”.

“La Época”, 19 de noviembre de 1909.

El 5 de abril de 1913, el concejal Francisco Román, solicitó de la corporación un justo homenaje a la memoria del doctor José María Sarget.

Para ello propuso retitular la calle Unión Agrícola – actual Avenida España,  cuyo nombre, según él, no significaba nada en la historia de la ciudad.

Su compañero García Murphy se mostró de acuerdo con dicho homenaje, pero nunca a costa de menoscabar a la Unión Agrícola que tantos beneficios había aportado a Orihuela.

Tampoco consideraron oportuno rotular con su nombre la calle de Sagasta -actual Paseo-, en la que había vivido y muerto el homenajeado.

Tras considerar también inconveniente la calle San Juan por la devoción de sus vecinos, por eliminación, se acordó que fuese la calle de la Feria la que portase el nombre del Doctor Sarget.

La Feria. Archivo Mariano Pedrera.

En febrero de 1914  el acuerdo no se había llevado a efecto y el doctor Sarget seguía sin su calle.  El Concejal García Mercader demandó a la Corporación el inmediato cumplimiento de lo que toda Orihuela había recibido con un gran aplauso, pero esta rotulación y la de Adolfo Clavarana, de la que hablaremos en su momento, se hicieron esperar.

En abril de 1918, esta vez por iniciativa de Martínez Arenas, se acordó por fin descubrir las placas en las Fiestas de la Reconquista,  cumpliendo “la deuda sagrada que el Ayuntamiento tenía con estos dos muertos ilustres”.

Antonio José Mazón Albarracín.