El Oratorio Festivo de San Miguel.

Archivo Oratorio Festivo.

El Oratorio Festivo de San Miguel.

Convertida en Seminario la ermita de San Miguel en el siglo XVIII, los vecinos del Barrio de San Miguel levantaron una nueva ermita dedicada al arcángel en la centuria posterior.

Estaba situada en parte del solar que ocupa el actual Colegio Diocesano Oratorio Festivo de San Miguel.

Para ello utilizaron dos casas donadas por la viuda de un tal Mariano Casanovas y sufragaron su construcción con ayuda de rifas y limosnas.  Por último compraron una imagen de San Miguel, bendecida por el obispo Victoriano Guisásola en 1878.

En 1918, el sacerdote Juan Torres Silva, colocó en la ya deteriorada ermita una imagen de María Auxiliadora y comenzó a construir aulas.

Antigua Ermita de San Miguel de la Peña en 1919. Archivo Oratorio Festivo.

Así nacía el Oratorio Festivo, al que la antigua ermita sirvió de capilla hasta el 10 de mayo de 1925.

Juan Torres Silva y la primitiva banda del Oratorio.

Juan Torres fue trasladado a Sevilla en el verano de 1927. Oficialmente por motivos de salud. Pero nunca quedó claro.

Quiero dejar este texto, obra de José Ruiz Cases “Sesca”:

“Juan Torres Silva llegó a Orihuela con su madre. Y subió a la Peña, cobijo de los “Cararrajadas” de Miró, de la pobreza extrema instalada en casuchas y covachas.

Puso orden en la paridera de la sierra, estableció familias y matrimonios. Y se puso a construir el Oratorio. Escuela y pan. Banda de cornetas, imprenta… vivir y filosofar. Lo primero el pan… y el otro pan, “que no solo de pan vive el hombre”.

Diez años después de su llegada, don Juan era gente en Orihuela. El cura era apuesto, culto. No tenía demasiados problemas para concitar la simpatía de las mujeres pudientes. El dinero de éstas iba a la olla grande de su vocación. Acudía a su casa gente de otros lugares.  Nadie salía sin comer.

Su comportamiento dejaba en evidencia a cierto clero pegado a privilegios y canonjías. Celos y envidias. El hacha no tardó en llegar. El obispado desterró a don Juan. Lo impidió la gente,  pese a los culatazos de la Guardia Civil.

El segundo intento se produjo de madrugada.  “El Día” de Alicante insertó este anuncio:

“En Orihuela, un sacerdote ejemplar, digno émulo de su padre don Bosco, ha salido a deshora de la ciudad. Los hijos de la desgracia, los favorecidos por el amor del hombre bueno, fueron en manifestación al Palacio episcopal pidiendo la vuelta del sacerdote.

El pueblo dice que se ha cometido con él una injusticia. Vox populi, vox dei”.

Profesores del Oratorio Festivo con el fundador, Juan Torres Silva en 1920.

 

Juan Torres Silva junto a sus antiguos alumnos del Oratorio.

Volviendo al edificio, en 1929, el estado ruinoso de la capilla obligó a demolerla por el peligro que ofrecía.  Su imagen original desapareció durante la Guerra Civil.

Alumnado del Oratorio Festivo durante la Segunda República. Mi agradecimiento a María Genovés Cánovas
Alumnado y profesor del Oratorio durante la II República. Archivo Oratorio Festivo.
Profesores y alumnado Curso 1940-41. Archivo: Oratorio Festivo.

Al acabar la contienda, dos religiosos de sobra conocidos se encargaron de reedificar y ampliar el modesto edificio derribando algunas casas: su presidente, el futuro obispo de León, Luis Almarcha Hernández; y su director,  Antonio Roda López.

El Oratorio Festivo de San Miguel en 1943. Archivo: J. M. Espinosa. Fotos antiguas de Orihuela
Luis Almarcha Hernández

 

Antonio Roda López. Colección Esteban Sanmartín Alonso.

 

Nacido el 21 de Mayo de 1909, Antonio cursó sus estudios en el Seminario de Orihuela.  Ordenado en Valencia en abril de 1933, dos años después era subdirector del Oratorio Festivo.  Ascendido a director en 1934, permaneció oculto durante la Guerra Civil.

Antonio Roda.

Antonio Roda hizo del Oratorio el motivo de su vida. Creó su banda de música, la escuela de imprenta y encuadernación, fundó y dirigió la Tuna Oriol…..

Don Antonio Roda y su banda.
Don Antonio Roda. Detrás, de izquierda a derecha: Don Tomás, Don José María y Don Jaime. Colección Esteban Sanmartín Alonso.
Festejos y actos con motivo de la inauguración de la Iglesia de María Auxiliadora del Oratorio Festivo finales de Abril de 1960. Fotografía: Juan Fenoll Villegas. Archivo: Oratorio Festivo.

Nombrado canónigo de la Catedral, concejal honorario, arcipreste e hijo predilecto. Falleció el 26 de Marzo de 1984 a los 75 años de edad.

Monumento a Antonio Roda. Víctor Sarabia Grau
El Oratorio en construcción. Archivo Mariano Pedrera.

 

Archivo Oratorio Festivo.

A fuerza de donativos, -los oriolanos de cierta edad, recuerdan el dicho “pides más que Don Antonio Roda- consolidó esta auténtica institución educativa por la que pasaron varias generaciones de oriolanos, cuyo nombre permanece en el moderno colegio que ocupa su lugar, inaugurado en noviembre de 2004.

Antonio José Mazón Albarracín.

Galería de fotografías.

 

Archivo Familia Zerón Huguet.
Salón de actos y cine del Oratorio Festivo de Orihuela. Antonio Guzmán Colomina Riquelme.
Comedor. Archivo Oratorio Festivo.

 

Alumnado del Oratorio en los años 50.
Inauguración pistas San José Obrero. Colección Esteban Sanmartín Alonso
18 de marzo de 1977. Falla en el Oratorio Festivo y claustro de profesores. Fotografía: Emilio Luis Gil Soto, Archivo: Francisco Cordones Navarrete. En Fotos antiguas de Orihuela.
Claustro del Oratorio Festivo: de izquierda a derecha y de arriba a abajo: Francisco Pérez, Carmelo Illescas, Francisco Gas, Jaime Barber (hijo), Esteban Sanmartín Alonso, Jaime Barber (padre), Francisco Martínez, Carmelo Sánchez Costa, Francisco Cordones, Manuel Mortes Casanova, Jaime Verdú, Jose Antonio Muñoz Grau, José Botella y Antonio García Miralles. Los curas: Manuel Cagigal y Antonio Roda. Colección Esteban Sanmartín Alonso
Curso 1980-1981 Oratorio Festivo. Colección José Antonio Muñoz Grau
Curso 1981-1982. Archivo Oratorio Festivo.
En el comedor. Archivo Oratorio Festivo.
Claustro del Oratorio frente a la famosa cueva en 1985 aproximadamente. Gentileza de Luis Mirete
Antonio Roda con alumnos Oratorio Festivo años 80. Don Francisco Gas y el “incombustible” Don Carmelo Illescas. Archivo Oratorio Festivo.
Antonio Roda con alumnos Oratorio Festivo años 80. Colección José Jaime Verdú Simón
Archivo Oratorio Festivo.
1993. Alumnos Oratorio Festivo 5° EGB. Susi Celdrán Sánchez

 

Banda Auxilium y Unión Lirica Orcelitana en la Semana Santa de 1966. Colección Esteban Sanmartín Alonso
Patio del Oratorio Festivo. Banda de Cornetas y Tambores “Domingo Savio”. Colección Alberto Zerón Huguet .
Banda de Cornetas y Tuna del Oratorio Festivo en la puerta de Monserrate, 1964.
Banda Auxilium y ULO en el puente de Poniente 1966. Fotografía Juan Fenoll Villegas. Colección Esteban Sanmartín Alonso
Banda Auxilium y ULO en el puente de Poniente 1966. Fotografía Juan Fenoll Villegas. Colección Esteban Sanmartín Alonso
Colección Javier Sánchez Portas
Colección Javier Sánchez Portas
Colección Javier Sánchez Portas
Colección Javier Sánchez Portas
Colección Javier Sánchez Portas
Colección Javier Sánchez Portas
Colección Javier Sánchez Portas
Colección Javier Sánchez Portas
Colección Javier Sánchez Portas
Colección Javier Sánchez Portas
Colección Javier Sánchez Portas
Colección Javier Sánchez Portas
Colección Javier Sánchez Portas

Colección Javier Sánchez Portas

Banda Auxilium del Oratorio Festivo de Orihuela. Roberto Almansa Vives