Biografías: Pío López Pozas

Pío López Pozas

Pío López Pozas

Nacido en la calle de la Feria de Orihuela -hoy Doctor Sarget-, el día 7 de abril de 1871.  Era hijo de José López Gónzalez, capitán de Artillería retirado, natural de Lorca. Y de Dolores Pozas y Fernández de Luna, nacida en las Islas Filipinas.

Bautizado en la Catedral de Orihuela con los nombres: Pío, Ramón, Carlos,  José y Mariano de la Soledad.

Casado con Salud Creus Mussio y padres de dos hijos y una hija.

Tras pasar seis años en el Seminario,  decidió cambiar el rumbo de su vida ingresando en la Academia de Infantería el 30 de agosto de 1888. Salió como alférez cuatro años más tarde.

En 1893 embarcó rumbo a Filipinas con el grado de teniente. Ascendió a capitán por méritos de guerra y obtuvo la Cruz Laureada de San Fernando por heridas en la batalla de Mindanao. También por méritos de guerra ascendió a comandante en Cuba.

Pío López Pozas

En 1908 llegó a teniente coronel por antigüedad sirviendo en Melilla, Ceuta y Tetuán. Nuevamente herido de gravedad en Laucién, recibió la Real y Militar Orden de San Hermenegildo y la graduación de coronel.

Destinado al Regimiento de Infantería Real número 1, fue promovido a general de brigada en 1918.

En julio de ese mismo año, el Consistorio oriolano, orgulloso de sus logros, le telegrafió felicitándole por haber alcanzado el generalato y decidió poner su nombre a la Calle del Ángel.

Calle del Ángel, López Pozas en la actualidad.

General de división, gobernador militar de Segovia, Tenerife, Coruña, y Madrid; medalla al sufrimiento por la patria en 1925, teniente general y capitán general de la VI Región Militar, comandante general del Real Cuerpo de Guardia de Alabarderos y jefe de la Casa Militar de S.M. Alfonso XIII en 1930.

Durante la II República ostentó el grado de teniente general en activo y sin destino. No tenía la edad reglamentaria para pasar a la reserva.

El 18 de julio de 1936 era todavía uno de los tres tenientes generales del Ejército, el primero en el escalafón. Seguía en situación de disponible pero sin destino.  El 16 de agosto de 1936 fue apartado del Ejército de la República.

Apresado y encarcelado en la cárcel de San Antón (Madrid), el 7 de noviembre de 1936  fue fusilado en la saca de presos de Paracuellos del Jarama, junto a su yerno, el capitán de Artillería Enrique Rodríguez Almeida.

Antonio José Mazón Albarracín.