De gitanos y libros.

De gitanos y libros.

En el año de Nuestro Señor de 1730, un matrimonio de labradores vendió ante el escribano Bautista Ramón una casa de habitación y morada bajo el señorío directo del convento de la Merced.

Estaba  en:

” El Rabal de San Agustín, al cabo de la calle nombrada de la mansevería, junto a la calle del Sol y el camino de Veniel”.

Archivo Municipal de Orihuela.

El comprador de la casa era Juan Montoya, gitano (así figura en la escritura).

Archivo Municipal de Orihuela.

En agosto de 1914 los vecinos de la calle de Gitanos presentaron instancia en el Ayuntamiento de Orihuela pidiendo que variasen el nombrecito “en vista de los escándalos que daban los gitanos posesionándose de ella”.

Archivo Municipal de Orihuela. La  calle de Gitanos. 1824.

La corporación accedió a la petición de los vecinos dándole el nombre de Calle de la Huerta.

Pero este acuerdo no debió surtir efecto.  En abril de 1936 en uno de sus paquetes de cambios de titulación, el Consistorio republicano incluyó la calle de Gitanos, a la que otorgó el atractivo y cultural nombre de Calle del Libro.

Acabada la Guerra Civil, la Gestora franquista anuló todos los cambios republicanos, incluido este. Pero por alguna razón la calle mantuvo su nombre, el mismo que ostenta en la actualidad.

¿Dónde está la Calle del Libro?

Sigue estando al cabo de la Mancebería, en la calle del Sol, junto al camino de Beniel.

Antonio José Mazón Albarracín.

Imagen de Google
Imagen de Google